Pelagius

Pelayo o PelagioPelagius en latín y Belai al-Rumi en árabe (f. Cangas de Onís, 737) fue el primer monarca del reino de Asturias. Rigió durante 19 años hasta su muerte. La historiografía moderna no alberga duda sobre su existencia histórica real y aunque su origen aún sigue siendo controvertido la mayor parte se inclina por asignarle un origen astur.

Frenó la expansión de los musulmanes hacia el norte, comenzó la Reconquista y se le ha considerado tradicionalmente como el fundador del Regnum Asturorum. Aunque recientes investigaciones arqueológicas sugieren que podría haberlo hecho sobre una organización política local previa.

Pelayo «el click»

Tras esta breve descripción extraída de wikipedia me dispongo a relatar las andanzas de Pelayo, «el click»: gran defensor del pueblo Astur y de toda España.

Disfrutando de un merecido descanso por tierras asturianas, decidimos reservar una habitación de hotel en Covadonga. Contrastando entre distintas opciones, finalmente nos decidimos por el Gran Hotel Pelayo situado a los pies de la Santina. Un enclave idílico para iniciar nuestra particular reconquista de los Picos de Europa.

Covadonga

Podemos decir que hacer noche en Covadonga, es un lecho de Rosas al alcance de muy pocos, por lo que nos dispusimos a aprovechar al máximo el tiempo en tan señalado enclave.

La Basílica de Santa María la Real de Covadonga es una obra magna del neorrománico español que se construyó a finales del XIX y comienzos del XX. No sólo es de una belleza aplastante si no que está rodeada de un paisaje natural que al espectador le puede producir estremecimientos. Además de ser un reducto de espiritualidad católica, es el símbolo para todo el pueblo asturiano, y por ende, del pueblo español.

La resistencia

Aquí comenzó todo.

Aquí se forjó el germén de lo que hoy conocemos como España.

De la mano de un lider icónico, que nunca dió su brazo a torcer y nunca se rindió ante las adversidades. Un puñado de cristianos astures que decidieron resistir frente al yugo conquistador árabe. Cuando todo indicaba que la empresa era utópica, ellos decidieron resistir y aguantar estóicamente frente al enemigo invasor. Y el tiempo les dio la razón…

Su hazaña durante mucho tiempo ha sido considerada más en el plano épico. Más en la novela de caballería, al estilo de Chretien de Troyes y su Grial. Engrandecida por el tiempo y el boca o boca, pocos ya creían en la veracidad de lo sucedido.

Pero estudios arqueológicos recientes demuestran la existencia de este caudillo astur, además de la de una comunidad primitiva que surgió en Asturias en el período histórico relacionado con Don Pelayo.

El homenaje clickero

Una vez conocida tan grande figura, yo llevaba tiempo buscando la forma de homenajearle con una fotografía Playmobil. En otras oportunidades lo había intentado. Pero Covadonga no es precisamente un Santuario inhóspito y despoblado, sino todo lo contrario.

En esta tesitura, no sabía si iba a ser una buena idea sacar un mini Don Pelayo en formato click. Al final, me pudo la vergüenza y el que diran y decidí posponer dicha fotografía.

Pero en mi mente sabía que antes o después tendría que suceder.

La fotografía

Como ya os he relatado, decidimos pasar noche en Covadonga. La oportunidad la pintan calva. Disfrutar de la noche y el amanecer en plenos Picos de Europa es una experiencia altamente recomendable. Disponer de la Basílica y del monumento a Don Pelayo totalmente desierto no tiene precio para mí.

Busqué el encuadre, la posición y la óptica a gusto. Sin prisas.

Y Pelagius «el click» se convirtió en historia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *