Y entonces llegó ella…

Continuando con la narración de los días primigenios de la fotografía Playmoiván. Después del post «Lecho de Rosas» quería continuar con una historia bastante anodina. Quizá simplona y sin mucha relevancia en cuanto al contenido de la misma pero llena de sutileza y, tal vez, me aventuro a decir de ella: «belleza».

Qué inspira la fotografía

La fotografía que voy a describir esta vez tiene un efecto evocador y a la vez hipnótico. Más por el paisaje natural que se observa que por la fotografía del click que aparece.

Las personas como yo, que viven rodeadas de jaulas de cristal, edificios de oficinas y, con suerte, de parques que quieren simular un espacio natural «forzado» para evadirse de la realidad humanizada que los rodea, tendemos a idolatrar todo aquello que se nos niega en la rutina del día a día.

Cómo nos sentíamos

Quizá un poco por eso, el espectáculo natural que contemplaba tenía sobre mí un poder relajante y cautivador. El agua, sobre todo, la arena, la sal, las piedras, el sol… Todo ello, creaba una atmósfera de relajación y tranquilidad que inundaba mis sentidos.

En un alarde de empatía, me atrevería a decir que mi compañero «click viajero» se sentía embelesado de la misma forma que yo. Teniendo en cuenta, que para mí no era la primera vez que me encontraba con este paisaje pero sí para él. Y también era la primera vez, para su compañero canino.

Cómo se ejecutó la instantánea

Llegados a este punto de divagación introspectiva, me pareció buena idea inmortalizar el momento. Principalmente, para poder rememorar en el futuro todas las sensaciones que torpemente intenté relatar con anterioridad. Y también, para tener un bonito recuerdo de esas primeras vacaciones «clickeras» en la costa.

De esta forma, surgió esta fotografía paisajística del joven «click viajero» paseando con su fiel amigo el perro cerca de la mar.

Y podríamos concluir diciendo:

Y entonces llegó ella…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *